Este año veremos en pantalla la nueva aventura del Capitán América, Captain America: Civil War (Anthony y Joe Russo, 2016). Esta noticia nos da pie para darle un repasillo humanístico a este personaje tan emblemático de la cultura norteamericana.

Los superhéroes conforman un mito moderno de abundante presencia en cartelera y mucho contenido de provecho humanístico (aquí ya hemos hablado de Iron Man). Durante los últimos años hemos visto a Steve Rogers/Capitán América en cuatro películas: Captain America: The First Avenger (Joe Johnston, 2011) The Avengers (Joss Whedon, 2012), Captain America: The Winter Soldier (Anthony y Joe Russo, 2014)  y Avengers: Age of Ultron (Joss Whedon, 2015) y Avengers: Age of Ultron (Joss Whedon, 2015).

Captura de pantalla 2014-04-22 a la(s) 10.27.29Captura de pantalla 2014-04-22 a la(s) 10.28.12Captura de pantalla 2014-04-22 a la(s) 10.29.10

Como ya hemos comentado, no es posible entender al superhéroe sin la ciudad. En la urbe están significados los ideales por los que lucha el superhéroe. Estos son los valores democráticos de la justicia y la libertad (entendidos desde una perspectiva racionalista). La lucha por la libertad y la justicia es manifiestamente explícita en las películas del Capitán América. En todas ellas el Capi planta cara a los enemigos de la democracia, es decir, aquellos que pretenden ejercer su poder de forma autoritaria.

Los héroes de cada civilización defienden lo que ese pueblo de ese momento concreto considera como lo más valioso, lo más propio de su identidad. Y el Capitán América defiende la libertad, ya que él es producto de una mentalidad que concibe la libertad como el sumo bien. “Si somos americanos somos libres“. “Si somos libres lo somos todo“.

El hombre moderno persigue la libertad con tal ansia que en ocasiones (sólo en ocasiones, no siempre) pierde la perspectiva y confunde ser libre con un estado de ausencia de compromisos que le vinculan a los otros. De esta manera se llega a entender la libertad como “hacer lo que yo quiera en el tiempo y circunstancia que a mi me apetezca“. Con facilidad “libertad” y “despotismo” se confunden. Y, curiosamente, el despotismo es una amenaza a la libertad, esa que defiende el superhéroe de la estrella.

Steve Rogers/Capitán América es una especie de cruzado del ideal americano de la libertad. Su vida está entregada a tan noble propósito. No obstante, vive con tristeza. ¿Por qué? Porque está solo.

Durante muchas décadas el centinela de la libertad estuvo congelado. Cuando despertó, el mundo que conocía no existía, tampoco muchos de sus seres queridos y los que quedan -como su amor de juventud- han hecho su vida como si él no existiera. Steve Rogers /Capitán América carece casi por completo de vínculos con personas concretas. Este superhéroe arriesga su vida por los otros pero su contacto real con ellos es casi inexistente. Este dato nos descubre una fisura evidente en la vida de este vengador que no hace más que revelar una realidad propia de la sociedad que alumbró su relato.

A los ojos de esta mentalidad que entiende la libertad como ausencia de vínculos, compromisos, etc., que impiden al sujeto hacer lo que quiera en el momento y circunstancia que le apetezca, el Capitán América debiera ser uno de los hombres mas libres de la Tierra. Además, este superhéroe se dedica plenamente a la defensa de la libertad. Sin embargo, está solo, triste, atormentado, descontextualizado.

captain-america-reborn-20091211111525023

Como en el caso de Iron Man, el relato de Capitán América no presenta un héroe completo y definitivo, un ideal de humanidad, sino una manifestación humana que, a pesar de poseer las potencias físicas humanas amplificadas gracias a las maravillas de la técnica, debe ser superado y dicha superación se refiere a aspectos que van más allá de cuestiones materiales.

The following two tabs change content below.
Arturo Encinas

Arturo Encinas

Soy comunicador audiovisual, máster en Cinematografía y en Humanidades. Llevo vinculado a Apóstrofe desde 2011. He dirigido cuentas de clientes de diferentes sectores y desarrollado labores de community management, organización de eventos y marketing on line. Además, soy el responsable del área de producción audiovisual. En mi tiempo libre -ese que no tengo- me dedico al análisis cinematográfico.