A finales de 2015 se estrena Steve Jobs, una de las películas más esperadas de este año. Muchos son los aspectos que motivan la producción de un biopic, entre otros, tener al actor adecuado para encarnarlo. ¿Os habéis dado cuenta de lo importante que es el parecido físico entre personaje y actor para que la historia sea creíble? A partir de esta idea quiero proponer algunos biopics que podrían ser oportunos, tanto por el parecido entre actor y personaje como por el interés de la historia.

La película sobre Ridley Scott 

Ridley Scott y Owen Teale

El actor Owen Teale (conocido por su papel de Alliser Thorne en Juego de Tronos) sería perfecto para encarnar al director de la reciente Marte, Ridley Scott. Pensemos en lo maravilloso que sería ver cómo se gestó Los duelistas, Blade Runner o el archiconocido anuncio de Apple. La película tendría mucha carga familiar, sobre todo por la muerte de su hermano Tony, también cineasta. A Teale sólo le falla un poco la barbilla, pero el resto de la producción pinta muy bien.

Scott es uno de los grandes creadores de nuestra época y sin duda merece una película que hable de su universo y su contribución a la cinematografía. Una ventaja de esta cinta es que en algunos casos los actores podrían interpretarse a sí mismos. Un artesano curtido en las series de televisión podría ser un adecuado realizador para esta película. No va a ser la gran película del siglo, pero resultará muy entretenida y tendrá un guión muy potable.

El biopic de Stephen Stills 

Stephen Stills y Owen Wilson

¿Por qué no contar cómo evolucionó la música en los sesenta y los setenta a través de los ojos de uno de sus protagonistas? La vida de Stephen Stills, el famoso componente de Buffalo Springfield y Crosby, Stills & Nash (CSN) es una excusa perfecta para tal fin. Podríamos ver cómo se gesta el proyecto de CSN, cómo entra y sale de él Neil Young (que debería ser interpretado por Michael Shannon, por su puesto) y lo que supuso la revolución cultural de los sesenta. Tendría que ser una película marcadamente independiente, plagada de conciertos, reuniones tensas con los promotores y líos amorosos.

Owen Wilson (Los padres de ella, Tras la línea enemiga, Midnight in Paris) podría ser una muy buena opción para interpretar a Stephen Stills. Aunque no se le relacione con papeles puramente dramáticos (a pesar de haber hecho alguno) el rubio de la nariz extraña podría darnos una sorpresa de lo más agradable. Un buen candidato para dirigir esta cinta sería John Michael McDonagh o, en su defecto, Paul Thomas Anderson. El resultado sería una película a ratos psicodélica, intimista y grandilocuente. Las fantásticas canciones de CSN serán uno de los grandes atractivos de la producción.

La historia de Metallica y la revolución del heavy metal 

James Hetfield y Chris Hemsworth

Seek and Destroy o Nothing Else Matters serían nombres estupendos para la cinta sobre el vocalista de Metallica, James Hetfield. La película podría plantearse como un biopic del líder, interpretado por Chris Hemsworth (Star Trek, Thor, Vengadores, En el corazón del mar) o como un repaso de alguna etapa de la historia de la banda, preferiblemente los primeros años. Una ventaja de narrar los comienzos es que la muerte del primer bajista otorgaría un elemento dramático muy interesante a la historia, pues nos mostraría cómo estos jóvenes enfrentaron la muerte de su amigo en medio de la vorágine mediática que vivían por aquel entonces.

En cualquier caso, la cinta daría pie a mostrar otro punto de vista de la parafernalia del heavy metal, sobre todo a través del ambiente en los festivales de música. La presencia de otros grupos míticos de los ochenta y los noventa también otorgaría mucho atractivo a la producción. Se trataría de una cinta alimenticia pero no falta de interés. Kevin Smith podría dirigirla sin ningún problema. También sería interesante ver detrás de la cámara al bueno de Darren Aronofsky y su toque gore.

BONUS TRACK

Entre mis alocadas propuestas he intentado incluir películas protagonizadas por mujeres que en los últimos tiempos han aportado algo a nuestro mundo: Billie Holyday, Margaret Thatcher, Janis Joplin…, pero todas las que se me ocurren (y tienen un cierto nivel) cuentan ya con su película. Seguramente a vosotros se os ocurren buenas candidatas. Como no hay mal que por bien no venga, esta excusa me sirve para sacar a relucir a alguna actriz del momento y proponerla para nuevas versiones cinematográficas de mujeres de tiempos pasados.

Cleopatra Baccarin 

Cleopatra y Monera Baccari

La nueva aparición cinematográfica de Cleopatra sería una película de cine histórico pero de “cámara al hombro”. Hace tiempo que no vemos a la reina de Egipto en el cine (a pesar de los avisos de lumbago que nos dieron Ang Lee y Angelina Jolie) y este puede ser un buen momento para desempolvar nuestros papiros. La elección de Morena Baccarin no sería ninguna tontería, pues la actriz suele desenvolverse bien en el papel de secundaria, pero se la conocen pocos trabajos protagonistas. Esta situación personal tiene sus paralelismos con respecto a la figura de la mujer en tiempos de Cleopatra. Así, la historia puede explorar cómo alguien a la que se proyectaba en el segundo plano debe dar el do de pecho en un momento político crítico.

El proyecto debería dirigirlo Clint Eastwood (con un par) con música de Ennio Morricone (con otro par). Un director como Denis Villeneuve también podría sentarse en la sede del director. El trabajo del cineasta canadiense aportaría un halo de truculencia que puede venir muy bien a la trama. Tanto Eastwood como Villeneuve tienen la oportunidad de devolver a Cleopatra la humanidad de la que con toda certeza gozó.

Doña Jimena Díaz, la película 

Doña Jimena y Marta Etura

¿Cómo sería la historia del Cid contada a través de la figura de su mujer? La película de Doña Jimena Díaz responde a esta pregunta. Se trataría de una historia sobre una madre modélica que se ve vilipendiada y debe resistir frente a los embates de unos y otros. La fidelidad a sus principios y el amor a su familia son las claves para comprender a esta gran mujer encarnada por la sin par Marta Etura. La española tiene talento de sobra para realizar un trabajo impecable y atrevido.

La película la escribe José Luis Garci asesorado por Luis Alberto de Cuenca y la dirigen a pachas Carlos Vermut y Juan Antonio Bayona. La música le valdrá a Alberto Iglesias un Goya como un sol. Lo mismo pasará con la fotografía, que corre a cargo de Javier Aguirresarobe. La mayoría del reparto está formado por actores conocidos, desde los protagonistas hasta los personajes de una sola secuencia. El proyecto se plantea como un evento nacional apoyado por todas las instituciones y organismos de prestigio del país. Todos iremos en fila india a comprar nuestra entrada y comprobaremos que la película no es maniquea y sí fiel al Cantar de Mío Cid.

The following two tabs change content below.
Arturo Encinas

Arturo Encinas

Soy comunicador audiovisual, máster en Cinematografía y en Humanidades. Llevo vinculado a Apóstrofe desde 2011. He dirigido cuentas de clientes de diferentes sectores y desarrollado labores de community management, organización de eventos y marketing on line. Además, soy el responsable del área de producción audiovisual. En mi tiempo libre -ese que no tengo- me dedico al análisis cinematográfico.